viernes, 19 de abril de 2019

Gobierno de Datos

Gobierno de Datos
Fuente: blog.bi-geek.com

Podemos definir el Gobierno de Datos como la implementación de políticas y procedimientos, y el manejo de recursos técnicos y humanos, que permiten la gestión eficaz y eficiente de los datos de una organización asegurando la disponibilidad, integridad y seguridad de los mismos. De esta forma la compañía puede apalancarse en la información disponible para alcanzar las metas fijadas por la directiva o cumplir con las exigencias de los órganos reguladores.

Un error muy común es delegar exclusivamente el Gobierno de datos en el departamento de TI. Los datos constituyen unos de los activos más valiosos con los que cuenta una organización, y como tal, su gobierno debe ser considerado como una función principal de negocio. Es fundamental involucrar al nivel directivo para conseguir un Gobierno de Datos que cumpla con las expectativas creadas. El personal directivo de las áreas negocio tendrá un papel fundamental a la hora de establecer las claves de la estrategia que se deben seguir en el Gobierno de Datos, mientras que los departamentos de tecnología de la información se involucrarán más en la administración de los mismos, es decir, en implementar todos los mecanismos necesarios para garantizar que se cumplen las directivas establecidas por el Gobierno de Datos.
Para conseguir un Gobierno de Datos eficaz es necesario llevar a cabo una serie de iniciativas que listamos a continuación:

Establecer un consejo de gobierno. Estará formado por directores de las áreas de negocio y TI. En este órgano se aprobarán las líneas generales que deben cumplir todas las políticas, metodologías y procesos de gestión y uso de datos
Definición de objetivos. Los resultados que debe alcanzar el Gobierno de Datos deben estar alineados con la estrategia global de negocio marcada por la alta dirección
Definir métricas. Establecer un conjunto de medidas (KPI’s) que permitan evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos establecidos para el Gobierno de datos.
Creación de un organigrama a nivel corporativo. Es necesario definir las áreas, roles y responsables de los distintos ámbitos que engloba el Gobierno de datos.
Crear un compendio de políticas y estándares para el acceso, transmisión, procesamiento y almacenamiento de datos. Una vez hayan sido aprobados, se debe contar con mecanismos de difusión que permitan comunicar estas decisiones a las partes de la organización que deben tenerlos en cuenta.
Auditar y monitorizar. Controlar el grado de aplicación de las políticas establecidas. Así mismo medir el valor de las métricas que nos permiten determinar el porcentaje de alcance de los objetivos marcados. Reportar en el órgano de Gobierno de Datos los resultados obtenidos con el objetivo de dar seguimiento y tomar las acciones que se consideren oportunas.

Los beneficios del Gobierno de Datos pueden agruparse de la siguiente forma:

Los datos cumplen con las demandas: La información es entregada a los usuarios y procesos cumpliendo los requerimientos de veracidad, tiempo, formato y calidad.
Mejora de procesos y toma de decisiones: Un Gobierno de Datos acertado asegura la integridad, precisión y confiabilidad de la información, lo cual repercute positivamente en los procesos que se nutren de ella y en la toma de decisiones. La organización poseerá una visión más precisa del negocio, lo que puede suponer una importante ventaja competitiva en el mercado.
Reducción de costes: El gobierno de datos elimina y previene duplicidades e incoherencias entre distintos sistemas, suponiendo un ahorro en infraestructura, desarrollo software y mantenimiento de aplicaciones.

domingo, 6 de enero de 2019

Reinventar las relaciones con los clientes

Reinventar las relaciones con los clientes
Fuente:Estudio mundial de CEO, llevado a cabo por el IBM Institute for Business Value e IBM Strategy & Change

Un nuevo enfoque de la familiaridad con el cliente es fundamental en el nuevo entorno económico y esto requiere de un compromiso más sólido que nunca. Las organizaciones que son mejores en comprender aspectos anteriormente ocultos de vastas cantidades de información del cliente tienen la enorme ventaja de ahondar en las conexiones existentes y crear nuevas relaciones.

Honre a su cliente por sobre todas las cosas

Establezca un nivel sin precedentes de atención. Empezando por el CEO, cada empleado en la organización debe estar hiperorientado al cliente. Convierta el valor del cliente en su valor número uno. Garantice que cada empleado sea responsable de la satisfacción del cliente o el indicador de valor del cliente y que sea evaluado anualmente al respecto.

Aumente la exposición del cliente. Facilíteles a los clientes la conexión con la persona correcta de su organización. Todos los empleados deben contar con la información necesaria para relacionarse con los clientes de modo apropiado y eficaz. Todos los empleados deben entender el vínculo entre el trabajo que ellos hacen y el valor que tiene para los clientes.

Mida lo que los clientes valoran. Conozca de modo genuino lo que motiva a los clientes actuales y potenciales a elegir su producto y servicio. Supere los estándares de la actualidad para verificar de manera proactiva que usted esté proporcionando lo que los clientes quieren y de la manera que ellos quieren. Esté al tanto de los objetivos del negocio de sus clientes y ayúdelos a tener éxito.

Use la comunicación recíproca para permanecer en sintonía con los clientes

Convierta a los clientes en parte de su equipo. Mejore las relaciones con los clientes descubriendo nuevas formas de comunicarse, nuevas funciones que pueden desempeñar, nuevas preguntas que les puede hacer, nuevas maneras de escuchar y evaluar sus sugerencias y nuevas formas de aprovechar lo  que aprende. Comprométase con sus clientes y cumpla con ellos.

Averigüe lo que el cliente quiere. Contribuya con la lealtad de sus clientes haciendo que ellos formen parte del proceso de definición de las necesidades emergentes. Adapte de manera permanente sus ofertas de acuerdo con las preferencias en constante cambio. Asegúrese de ofrecer lo que los clientes quieren mañana en lugar de lo que quisieron ayer.

Innove e interactúe con los clientes de nuevas maneras. Colabore a través de los diferentes canales para crear nuevos servicios y productos. Mantenga un diálogo activo que incluya la interacción mediante redes sociales y en persona. Involucre a sus clientes antes y después de la venta, tome en cuenta sus sugerencias en la atención y el servicio que les brinda.

Ofrezca transparencia sobre los procesos reales. Pregúnteles a sus clientes qué procesos funcionan bien y qué se debe hacer para mejorar aquellos que no están tan bien. Recuerde preguntar lo que ellos quieren saber sobre los procesos, productos, servicios y organización.

Aproveche la explosión de información

Explote el valor de los datos ilimitados. Identifique y priorice las oportunidades escondidas manejando y utilizando mejor la información. Descubra nuevas maneras de aprovechar los datos no estructurados y no numéricos (y, con frecuencia, fugaces). Pase de simplemente recopilar datos a conectarse con ellos, ayude a las partes interesadas internas y externas a integrar los hechos de modo lógico.

Transforme los datos de conocimiento en acciones que creen resultados positivos para el negocio. Facilite los datos correctos a las personas correctas en el momento justo. Elimine los puntos ciegos que dificulten la toma de decisiones informadas proporcionando un conocimiento y análisis contextual. Lleve a cabo análisis que le permitan a usted y a sus empleados «predecir y actuar» no sólo «percibir y responder».

Comparta la información libremente para fomentar la confianza y mejorar las relaciones con el cliente. Confirme que esté ofreciendo la información que los clientes quieren y como la quieren. Mejore la eficacia, no sólo la eficiencia, de los intercambios de información para evitar caer en la trampa de acelerar la comunicación de lo que los clientes ni siquiera necesitan.

Cómo los CEOs pueden sacarle provecho a la complejidad

Cómo los CEOs pueden sacarle provecho a la complejidad
Los efectos de la complejidad en aumento exigen que los CEOs y sus equipos lideren con una creatividad audaz, usen su imaginación para conectarse de nuevas formas con sus clientes y diseñen sus operaciones para lograr agilidad y flexibilidad a fin de posicionar a sus organizaciones para el éxito en el siglo XXI.

Los CEOs que le han sacado provecho a la complejidad han enfocado su atención en tres áreas:


*Incorporar un liderazgo creativo: Los líderes creativos ahora consideran métodos sin precedentes para mejorar radicalmente las empresas, preparando el terreno para la innovación que los ayuda a relacionarse de manera más eficaz con los clientes, socios y empleados de hoy.

*Reinventar las relaciones con los clientes: Gracias a Internet, los nuevos canales y los clientes a nivel mundial, las organizaciones se han replanteado los enfoques para entender mejor a los clientes y ciudadanos, interactuar con ellos y prestarles un mejor servicio. 

*Desarrollar una destreza operativa: A pesar de que al principio la complejidad en aumento puede sonar como una amenaza, reestructurar esa reacción inicial es de fundamental importancia. Los CEOs exitosos modernizan sus organizaciones, haciéndolas más rápidas, más flexibles y capaces de usar la complejidad para su beneficio.


Estudio mundial de CEO, llevado a cabo por el IBM Institute for Business Value e IBM Strategy & Change.

Gobierno de Datos

Gobierno de Datos Fuente: blog.bi-geek.com Podemos definir el Gobierno de Datos como la implementación de políticas y procedimientos...